El nuevo Parque Arqueológico de Bogotá: La necrópolis Muisca.

POR Vinicius X 20, enero

Según la leyenda, La Hacienda del Carmen ubicada en la localidad de Usme, siempre resguardó un secreto ancestral. Se rumoraba que espectros de todo tipo, sustos y apariciones en los confines de la Hacienda eran causales de un cementerio indígena que resguardaba un tesoro maldito. Muchos se atrevieron a entrar a su propio riesgo, buscando aquel premio que los volviera ricos.

Fue en el 2005 cuando Metrovivienda, por medio de su plan de adecuación de nuevas viviendas de interés social, encontraron en el lote de 3.000 metros cuadrados un cementerio indígena que terminaron de confirmar aquellos mitos de los campesinos de la zona. Es aquí cuando empezó un tire y afloje con el distrito ya que, por un lado, se planeaba seguir con la construcción de las viviendas, mientras que, por el otro, estaban los habitantes de la zona que tenían intenciones de preservar el sitio arqueológico.   

Jaime Beltrán, miembro fundador de la Mesa por la Defensa del Patrimonio Ancestral y Cultural de Usmeka,  fue un claro defensor de los descubrimientos de la zona, aclarando que el sitio tiene un valor histórico muy importante en donde se destacan los conocimientos y técnicas de barniz de pasto Mopa – Mopa, los cuales están declarados como patrimonio nacional,  Los descubrimientos del “Gran Proyecto Pompeya”;  Chiribiquete, un fragmento de la investigación del historiador Carlos Castaño Uribe y los milenarios dibujos rupestres que dan conocimiento sobre una civilización perdida en India.

Necrópolis indígena de Usme será transformada en un centro de  interpretación patrimonial - Las2orillas
Foto Cortesía: Archivo Henry Barbosa

Teniendo claro lo anterior, se estableció el 2007 una mesa de trabajo en la cual se trata la preservación de la zona, con el fin de que el proyecto de vivienda se reversara y se conservara este cementerio indígena que, según el Instituto Colombiano de Antropología e Historia, es de vital importancia para el conocimiento de los rituales de la cultura Muisca que, además, podrían arrojar datos de alto valor sobre los primeros periodos de la conquista. Los arqueólogos que dirigieron el proyecto lograron concluir que el cementerio cuenta con más de 800 años de enterramientos continuos, un hecho casi que único en la arqueología americana, lo que da a concluir cómo esta sociedad se asentó en el territorio por un largo periodo de tiempo, permitiendo generar un intercambio comercial y cultural poco común entre los Muiscas; se han encontrado artefactos típicos desde la Amazonía hasta los confines de la Orinoquía.

No hay ninguna descripción de la foto disponible.
Foto Cortesía: Mesa de Patrimonio de Usme

Así, desde el año pasado se han retomado los esfuerzos por la conservación del asentamiento, con el fin de rehabilitar ambientalmente la zona que contará con senderos ecológicos, museos y laboratorios de investigación.  Según el encargo del proyecto, el doctor Montenegro, “Queremos que este parque sea la expresión de los intereses de la comunidad, de sus intentos por preservar su ancestralidad y el medioambiente, y para hacerlos realidad ya hemos abierto la licitación para el diseño paisajístico y estamos contratando el prediseño de construcciones que allí habrá”, añadió.

El lugar pudo haber sido el más grande del pueblo Muisca a la llegada de los españoles.
Foto Cortesía: Infobae

Siendo un espacio de más de ocho hectáreas, en donde el equipo de la Universidad Nacional solo ha tenido la posibilidad de excavar un 0,5%, encontró más de 100 huesos humanos sepultados, más de 300.000 fragmentos de cerámica, artículos provenientes de la Amazonía y viviendas dedicadas a la agricultura de más de 800 años de antigüedad, que provienen de la época de la conquista, del territorio Muisca; por eso el afán de los habitantes de la zona por conservar este importante espacio arqueológico, que en gran medida, podrían redefinir nuestro orígenes.

Se dice que el complejo puede contar con un estimado de 2.000 a 3.000 tumbas en lo largo y ancho de las ocho hectáreas, en donde albergarían cuerpos de niños, sacerdotes, mujeres y hombres de hasta 60 años. Este descubrimiento podría resolver muchas inquietudes de cómo fue la vida de los Muiscas en el periodo de la conquista, ya que gran parte de los huesos encontrados muestran traumatismos y muertes violentas, en donde se cree que hubo una masacre por la manera en cómo se encuentran los huesos, además de las evidencias de guerra que pudo haber entre los Muiscas y españoles, que, a hoy, solo se tienen conocimiento por los relatos de los europeos. En el asentamiento, siguen las investigaciones sobre posibles sacrificios humanos y rituales indígenas que mostrarían una conexión religiosa poco estudiada dada la escasa información que se ha encontrado sobre los mismos.

Así que los invitamos a conocer este sitio arqueológico, conectarnos con las comunidades que antes vivían en nuestro territorio y conocer de primera mano la vida de los Muiscas y cómo estos se relacionaban con otras comunidades de nuestro territorio nacional. Para más información, podrán contactarse con La Mesa de Patrimonio de Usme desde sus diferentes redes sociales.

Síguenos en Instagram para estar al tanto de todo lo que pasa en Bogotá haciendo clic AQUÍ

Artículo de Referencia: Infobae.com

'

TE PUEDE INTERESAR

No tengas miedo y asiste con nosotros a este aterrador tour por La Candelaria

¿Quiéres hacer tu reserva? Haz click en este botón