La Vecina Gourmet: Una tradición ancestral para los estudiantes de la Nacho.

POR Andrés Báez X 11, abril

“Dicen por ahí que todos los que comen en este restaurante pasan el examen de admisión a la Universidad Nacional de Bogotá”.

SU ORIGEN

Esta idea surge de doña Luz en los años en que cerraron la Universidad Nacional de la capital. Lo creó a partir de la necesidad de generar un sustento para su familia y entregar una buena opción a los estudiantes de la universidad, quienes entonces no tenían un lugar donde comer debido al cierre de los restaurantes dentro del recinto universitario.

El reto fue grande debido a que en ese entonces la comida rápida estaba hasta ahora llegando al país y el platillo predilecto era el tan conocido “casero”. “ Entre los años 84 y 86 no se comían hamburguesas, solo habían restaurantes caseros. Nuestro reto fue vender hamburguesas y cogimos mucha fuerza”. Afirma Luz, su propietaria.

EL MONSTRUO

Luz, como buena mamá siempre estaba preocupada por sus clientes, le preocupaba que los estudiantes quedaran satisfechos, pero se dio cuenta que las hamburguesas no eran suficientes para el apetito voraz de los jóvenes, quienes por su ritmo de vida siempre quedaban con hambre. Fue ahí cuando surgió el famoso Sándwich “Monstruo”.

Gracias a su tamaño y sabor este plato alcanza para dos, lleva champiñón, tocineta, pollo desmechado, carne de hamburguesa chorizo, carne desmechada, granitos de maíz, huevo batido, jamón, papa perro, cebolla y lechuga. Además está acompañado de otros sándwiches que contiene otros ingredientes similares como el “Godzilla”. Cabe aclarar que siguen vendiendo hamburguesas, perros, arepas, salchipapas, pizzas, lasañas, burritos y muchos más productos diseñados para todos los gustos con adiciones especiales para satisfacer todo tipo de paladar.

LA VECINA DE LA NACIONAL

Su creadora y propietaria está convencida que el secreto del éxito de este lugar es el trato que le da a cada uno de sus clientes, personalizado y cargado de amor. Siempre ha sido fiel a su Universidad Nacional, los trata como si estuvieran en casa, Luz hace la invitación: “vecinitos aquí esta esa vecina esperándolos con los brazos abiertos siempre, en su sitio, en la cueva de Dios, debajo del puente, yo llamo a mi localito la cuevita de Dios porque este lugar me dio para darle de comer a mis hijos, y gracias a él les di universidad, son profesionales”.

Es imposible salir sin la barriga llena y el corazón contento, además de la grata atención , los comensales reciben una cortesía de papas criollas, tradicionales del sitio.

UNA MIRADA AL FUTURO

Actualmente está La Vecina.com, La Vecina Gourmet, La Vecina de mi tierra y muy pronto los clientes podrán disfrutar de un espacio dedicado al hojaldre. De igual forma los hijos de doña Luz esperan crecer y llegar a diferentes puntos de la ciudad.

La pandemia 2020 los ayudó a darse cuenta del valor que tiene el restaurante por eso para complacer a sus comensales iniciaron en el mundo digital, con el fin de llevar a domicilio su carta a todos los clientes que quieran degustar sus platos. Ellos aseguran que “Vienen muchas cosas buenas, estamos empezando de nuevo”.

La invitación queda abierta para visitar este tradicional restaurante de la capital, un buen lugar para parchar con los amigos, mientras disfruta de un Sándwich de tamaño gigante. Puedes pedir por domicilio al 305 392 3949.

'

TE PUEDE INTERESAR

Bambulé: De la Selva a Bogotá